TERCER CONGRESO NACIONAL GUADALUPANO

Resaltan la vida y obra del Maestro Anacleto González Flores, su entrega a la defensa de los valores religiosos y morales; su participación pacífica pero llena de acción en la lucha del Movimiento de la Cristiada, así como su martirio final, y que lo tiene hoy en los altares.
En su trayecto pasa cerca de sus verdugos y repite por enésima vez: "Yo muero, pero Dios no muere", y al grito de "Viva Cristo Rey", espera la descarga que terminaría con su existencia.

Juan Diego, el humilde mensajero de la Virgen de Guadalupe


La ciudad de Torreón, Coahuila, fue la sede del Tercer Congreso Nacional Guadalupano el cual fue organizado por los miembros de la Delegación Regional Noreste de México Guadalupano el 28 de mayo de 2023.

Para tal efecto, se contó con el apoyo de la Diócesis de Torreón, al frente del Obispo Luis Martín Barraza Beltrán, quien asistió a la inauguración y fue quien oficio la Santa Misa ante más 600 asistentes.

Al igual que en los dos congresos anteriores, que se llevaron a cabo en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, se contó con la asistencia de Monseñor Eduardo Chávez Sánchez, Canónigo de la Basílica de Guadalupe y responsable de llevar a cabo el proceso de beatificación de San Juan Diego.

Con su estilo único para narrar el Gran Milagro Guadalupano, Eduardo Chávez describió cada una de las Apariciones de la Santísima Virgen María de Guadalupe al humilde y sencillo indígena Juan Diego, a quien la Virgen le pidió que fuera su mensajero ante el Obispo Fray Juan de Sumárraga para que éste le construyera un Templo en el cerrito del Tepeyac.

Asimismo, resaltó la gran importancia del laico Juan Diego en todo el proceso del Acontecimiento Guadalupano y del papel que en la actualidad tienen los laicos en la promoción y difusión de ese hecho que en 1531 cambió el rumbo de la historia.

Por su parte, el Doctor Fernando Ojeda, habló en su ponencia sobre los aspectos científicos que envuelven a toda la Imagen de la Virgen de Guadalupe en el Ayate de Juan Diego.

Con los estudios que realizó a lo largo de varios años, utilizando para ellos las matemáticas, geográfia, astronomía y geometría, entre otras ciencias, descubrió que las estrellas en el manto de la Virgen forman las constelaciones que se presentaron en el firmamento ese día del 12 de diciembre de 1531.

Otro de los resultados de sus estudios, fue el descubrimiento de la existencia de música en el manto, utilizando para ello aspectos básicos en la generación de notas y en laposición perfecta de la Imagen de la Virgen. 

También, se tuvo la participación del seminarista, y hoy Sacerdote, Rafael Becerra González quien impartió la conferencia Los Laicos y la Transformación Social, en referencia al pensamiento y acción que realizó durante su vida el Maestro Anacleto González Flores, patrono de los laicos en México.

En su ponencia resaltó aspectos biográficos, su entrega a la defensa de los valores religiosos y morales, su participación pacífica pero llena de acción en la lucha del Movimiento de la Cristiada, así como su martirio final, y que lo tiene hoy en los altares.

Destacó que Anacleto, oriundo de Tepatitlán, Jalisco, nació el 13 de julio de 1888. Desde muy joven mostró una gran pasión  hacia la santa religión católica y su arma predilecta fue la oratoria, al que posteriormente empezaron a llamarlo Maestro.

Desde su tiena juventud, Anacleto se enamoró de Cristo y de su Iglesia y a este místico maridaje, decidió consagrarse en alma y cuerpo, como él mismo lo confesó.

Antes de ser conducido al paredón, habló sobre la existencia de Dios, la inmortalidad de la Santa Iglesia. En su trayecto pasa cerca de sus verdugos y repite por enésima vez: "Yo muero, pero Dios no muere", y al grito de "Viva Cristo Rey", espera  la descarga que terminaría con su existencia. 

Por su parte, Jesús del Refugio Durán Villavicencio, de México Guadalupano, abordó el tema de Juventud Osada, Incienso, Levadura y Custodio de la Devoción Guadalupana, con un llamado a los asistentes al congreso y a todos los jóvenes a que se entreguen a un ideal bajo el pensamiento católico y arropados bajo el amparo y protección de la Santísima Virgen María de Guadalupe.